lunes, 27 de mayo de 2024

UN LIBRO IMPRESCINDIBLE

Para los amigos de FB interesados en política, ideologías y tendencias de la sociedad global, recomiendo encarecidamente un libro que se llama “Capitalism, Alone, the future of the system that rules the world”, de Branko Milanovic, economista polaco ya célebre en los medios académicos, pero que escribe con mucha claridad para nosotros los legos. Lo primero que dice es que  el capitalismo como sistema económico, representado simbólicamente por Estados Unidos, ha triunfado globalmente, porque funciona, genera prosperidad y satisface deseos humanos de libertad y autonomía. Su marco institucional y jurídico es, casi naturalmente,  la democracia liberal (partidos que rotan en el poder, elecciones periódicas, estado de derecho). Pero ese éxito viene con un precio moral: nos empuja a trabajar por el éxito material como la meta suprema de nuestra vida, y el modelo cruje bajo los excesos del consumismo, ataques al ambiente y crecientes indicadores de desigualdad (se ilustra con numerosos cuadros y gráficas estadísticas muy claras en materia de ingresos, clases sociales, oportunidades, etc.)

Este modelo dominante, globalizado,  tiene ahora que luchar, competir, con el modelo de Capitalismo de Estado representado por China y otros países del continente asiático. Desde que abandonó el comunismo en 1980, China  creció al 8 por ciento anual en 40 años, y muchos consideran que es un modelo más eficiente que el Occidental. De comunista nada le queda ya, solo el nombre, y es un país dirigido por una pequeña élite de dirigentes que en ausencia de democracia y de un estado de derecho serio, gobierna discrecionalmente  todos los aspectos de la sociedad,  pero permite el desarrollo autónomo de grandes empresas industriales,  siempre que no adquieran poder político o se salgan de las directrices oficiales. Según Milanovic, el modelo chino también es vulnerable: al crecer sin un estado de derecho se presta brutalmente a la corrupción,  y a los estallidos sociales si por alguna razón el sistema deja de crecer a tasas espectaculares.

En la tercera parte del libro, frente a los problemas del capitalismo liberal el autor propone un capitalismo popular, mediante políticas sociales, impuestos progresivos, participación de los trabajadores en la propiedad del capital, y  propuestas  muy originales de manejo de las olas migratorias, talón de Aquiles que Occidente no ha sabido resolver.

Me dicen que en algunas plataformas el libro se consigue en español.